martes, 16 de marzo de 2010

El Paisaje Perdido


Heme perdido en la increencia, tú que fuiste paisaje alguna vez. Te has torcido árbol de árboles, y ya no te veo tan recto sobre el pasto. Ya no condueles mis dolores ni mis noches frescas y tenues, menos las lóbregas se sienten ligeras. Hoy siento que lo adverso ha trastocado el hastío de lo lejano.
¿Te has ido, te fuiste? No he servido para darte vida. Servías para darme dicha ¿lo dudo, lo pienso, lo medito? Iré a buscar el sol, hoy que no estas, que algún otro te taló. Hállame perdido en la increencia, el joven amoroso no es más que un torpe animal. La piel pálida que lo conforma irá por ahí esperando el color adecuado, y el fresco de hierba en sus ojos en otro árbol y otro paisaje eterno en sus dedos.
André Ivre -2010

1 comentario: