miércoles, 1 de julio de 2009

Azul


Como quisiera regresar las agujas del reloj a aquél día, el tiempo, los minutos, las horas y el instante. Regresar como el escorpión con la cola atrás sin el veneno y la maldita traición que le hiciera a mi fe, regresar con la cara blanca sin manchas de sol y afirmarme en mi sitio, ¡soy de aquí tan sólo, otro lugar no hay!
Si fuera hoy lo que ayer, si el día tuviera el mismo número, el mismo mes y el mismo año, podría haber dicho a la mujer que me parió detente y sonríe ¡Quiero nacer entre risas!, pero ella no se detuvo, se fue con el primer viento a ese lugar, se encerró bajo una sábana y pintó de azul su vientre, lamento confirmar que ya es tarde mujer, es lo que ves.
No te pertenece, ni con nueve meses ni con ocho y menos con siete que es como la pariste, tú lloraste, tú llorabas como Eva al parir a Abel. Mujer, mujer…diste cuenta que criatura semejante tan fea se ve. Crecerá. Creció, diste cuenta mujer no te pertenece, no te pertenece ahora le pertenece al azul.
André Ivre

*Mi rostro en azul como imagen

1 comentario: